Al verdadero amigo

Mi corazón te nombra entre los hilos
del aire adormecido,
bebe lilas envueltas en suspiros.

Más allá del silencio
mi corazón te nombra.
Entreteje canciones que las musas
celebran entre risas y silbos.

Más allá de la sombra de la rosa
mi corazón te nombra.
Acierta a descubrir luz en la ausencia.

Acanza el eco de una estrella errante
y lo transforma en río
que corre alborozado entre los juncos.

Más allá del diamante y del laurel,
más allá del océano y de la duda,
mi corazón te nombra.

Reconoce el fluir de la consciencia
en lo sagrado.
Percibe la unidad , el bien secreto.

Más allá de la voz y la distancia
mi corazón te nombra.

Derrota en su esperanza los lamentos.
Mi corazón te nombra …

Allá en la lejanía
tremola una guitarra su quejío.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.