PACTO DE LUZ

Se hace la luz y mi alma es grande

cuando vivo en la eterna gratitud

de saberme unigénita y bendita

en medio del peligro y de la nada.

No puede el caos anular la estrella

que me alumbra en la noche del destierro.

Existe un pacto con la Luz, por siempre,

que eterniza el lenguaje de las hadas

en mi torpe hilvanar la realidad.

Elfos y sílfides, ondinas , duendes,

Ganesh, iluminados, Tara, Gaia,

la del Búfalo Blanco y mi María,

Nazareno Jesús, ángel custodio,

Kuan Yin, Melquisedec y Saint Germain…

Su aliento llega, pasado el medio siglo,

al oído infantil que en mí pervive,

el que el tiempo transmuta en su peonza,

el que salta, feliz, las desventuras,

alegre tirachinas que ejecuta

al Goliat presuntuoso de las sombras.

Isabel A.M.Miralles ( de su poemario » De sol a sol»

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.